37) TANGO ARGENTINO (LOS BAILES DEL INTERNADO y ESTUDIANTES + POBRES DE HOY)

En artículos anteriores he escrito que el TANGO participaba de cuanto acontecía en aquel Buenos Aires, y de hecho su manto  también cubría todo aquello referente a la SALUD (Médicos, clínicas, pacientes, hospitales, ambulancias, farmacia con sus listados de remedios, cirugías, tratamientos, etc., etc.).

El principal grupo  que llevaba adelante esta iniciativa eran los estudiantes de los últimos años de medicina de inicios del “novecientos” (Que además de asistir a las clases, comenzaban las prácticas en los hospitales públicos atendiendo a enfermos sin riesgos, logrando aumentar su caudal de conocimientos con experiencias que luego marcarían sus carreras, logrando formarse con responsabilidad y habilidad en el trato de sus pacientes y hasta de sus iguales. Con todo esto y sobre la base de la aplicación en el estudio, hemos tenido y tenemos excelentes doctores en medicina reconocidos en gran parte del mundo, como por ejemplo el Dr. René Favaloro y muchos otros. Además en esos años nuestro país contaba con un plantel de profesores en los distintos niveles de enseñanza que superaban ampliamente a los demás en toda América del Sur y por eso muchos jóvenes de otros países hermanos estudiaron, se recibieron y trabajan en Argentina.

Imagen

 

Desde hace ya unos cuantos años, buenos  docentes fueron “jubilados”, echados o expulsados, algunos por tener  ideas contrarias a las del gobierno en ejercicio (Listas negras), y fueron reemplazados por otros “amigos” que más allá de la capacidad necesaria para ejercer, aplicando nuevos métodos, a veces con tendencias políticas foráneas, hicieron que la enseñanza comenzara a caer año tras año al punto de ver hoy los resultados catastróficos de las “pruebas PISA” (Tomado de Wikipedia: el Informe PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes): está fundado en el análisis de la producción de los estudiantes de quince años, buscando comprobar la valoración internacional de los alumnos. Con pruebas normalizadas y  un método de comparación. Las tres áreas de competencia son: lectura, matemáticas y ciencias naturales. Mide la capacidad de los estudiantes de entender yresolver problemas auténticos, partiendo de los conocimientos en las tres áreas mencionadas).  En un conjunto de 65 países, Argentina está Nº 59. Nuestros colegios en lugar de puertas tienen “Coladores” por donde “se toma el olivo” el estudiantado,  mientras los funcionarios de “Educación” solo procuran evitar el bochorno con desatinadas explicaciones en palabras que no dicen nada de la realidad de los hechos. Además de la importante deserción, esto se agrava con la baja calidad en la educación de los que se reciben y ya NO existe una interrelación con la productividad, porque los empresarios a esta altura de las circunstancias,  agobiados por los impuestos, la presión sindical, su ambición personal  y la falta de incentivos en cuanto a las inversiones,  se han desentendido de los jóvenes estudiantes capaces, que antes ingresaban a sus fábricas para ampliar sus conocimientos y luego ser los motores de toda mejora fabril, con un beneficio general.

En  2013, el 33% de los jóvenes entre 12 y 18 años, NO terminan sus estudios secundarios y de esa enorme cantidad de chicos el 73% vienen de familias hoy llamadas: “pobres”. Siempre hubo pobres en Argentina, pero antes todos teníamos un incitación o estímulo en la posibilidad de estudiar un oficio, una carrera universitaria o simplemente recibirse de bachiller o perito mercantil, (y queríamos hacerlo) para luego tener buenos trabajos que nos permitieran mejorar nuestra calidad de vida,  ese anhelo del niño/a  era apoyado por sus padres y todos en conjunto procuraban estos logros con esfuerzos y sacrificios. Dos palabras que fueron “borradas” del hablar cotidiano en gran parte del país, y a muchos de los hoy llamados  “Pobres” les falta las ganas de poner en práctica esas dos palabras (quizás porque casi todo da lo mismo), pero les hace perder la dignidad al consentir la entrega de una prebenda del gobierno de turno, que les tira una breva, mientras  sigue “rascándose el higo”.

.Pero volvamos al tango, diciendo que aquellos jóvenes médicos y estudiantes avanzados, como parte de la juventud de esos años se encargaban de preparar para el día de la primavera estupendas reuniones bailables llamadas “Gran Baile del Internado.  Y en ellas sostenían una puja entre los practicantes, quienes con un despliegue de disfraces que incluían a veces partes de cadáveres, se hacían una gran cantidad de bromas estrambóticas y hasta aterradoras que horrorizaban a muchos de quienes asistían a esos bailes. En los cuales el Tango jugaba un  rol casi único, a punto tal que grandes compositores y músicos de entonces, trabajaban en temas relacionados con todas las vertientes de la medicina, para estrenarlos en esas noches de “farras”.

Existen numerosos escritos que hablan de estos bailes en libros, revistas afines y/o internet que dicen:

Durante el primer baile realizado en 1914 en  el Palais de Glace, Francisco Canaro (Que compuso más de 500 temas y grabó casi 7.000 discos) presenta “El Matasano” dedicado a los internos del Hospital Durand y Roberto Firpo (Otro prolífico compositor  que le dio vida a La Cumparsita y lamentó no haberlo firmado)  estrena “El apronte” con dedicatoria para los internos del Hospital San Roque (hoy Ramos Mejía).

—El Pabellón de las Rosas  de Avda. Alvear  y Tagle, fue el lugar de nueve bailes más y numerosos estrenos:

 Alberto López Buchardo (Pianista y compositor de “Germaine”, “París” y otros), compuso  “Clínicas”.

El bandoneonista Adolfo Pérez (Pocholo) que trabajó con Juan Maglio (Pacho) y R. Firpo, escribe el tango “El Cirujano”  y el compositor Eduardo Arolas estrenó primero “Rawson” y luego el tango “Anatomía”.

En 1915 Francisco Canaro escribe “El Internado”. Y Roberto Firpo estrena “El Bisturí”.

Vicente Greco en 1916  dedica a Agustín Bardi “La Muela Careada” y ese año estrenó “El Anatomista”.

En 1917 José Martínez dedica a los doctores L. Galdeano, Carelli y A. González el tango “El Termómetro”.

El 21-setiembre-1919 Osvaldo Fresedo estrena “El 6º Baile del internado”  y el notable compositor Juan de Dios Filiberto, autor de “Caminito”, “El Pañuelito”, Malevaje” y otros, también hizo “Cura Segura”.

En 1920 E. Pereyra, hizo el tango “Mano de Oro”. Y  Francisco García Jiménez (autor de “Zorro Gris”, “Suerte Loca”, “Barrio Pobre” y del libro “Así nacieron los Tangos)  escribe una letra que habla de la droga: “Paraíso Artificial”. El bandoneonista Ricardo Luis Brignolo que compuso “Chiqué” y “Por Seguidora y por Fiel”, que  debutó en el Bar Iglesias con R. Firpo, y luego trabajó con  J. C. Cobian, S. Castriota, Julio de Caro y F. Lomuto, firmó los tangos “El Octavo” (1921), “El 9º Gran Baile del Internado” (1922)  y “El Décimo”.

En 1923. Se estrenaron los tangos “El Serrucho”,  “Ojo Clínico”, “Aquí se Vacuna” y “El Practicante”.

Estos encuentros finalizan en 1924 en el Teatro Victoria, lugar que O. Pugliese estrena el tango “El Frenopático”  y ese día Osvaldo Fresedo presenta su tango “El Once” (también llamado “A Divertirse” con letra de su hermano Emilio), en homenaje al cierre del último Gran Baile del Internado, que dice:

♪♪Alegre su mirada… NO PIENSE EN LO MALO,♪♪No deje que su cara… SE ARRUGUE TEMPRANO♪♪

Imagen

NOTA: toda información sobre TANGO No tiene valor comercial y es al solo a efecto de difundirlo.

Con un abrazo milonguero los saluda Alcides Ferrari—  prodtango@hotmail.com

Blog en Google: www.milongueroybailarin.wordpress.com , en menú clic en “Milonguero porteño”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s